Chanchito blanco de la vid:


Pseudococcus viburni 
En la zona central el chanchito blanco comienza a movilizarse por el tronco y los cargadores a partir de septiembre. Se encuentran en lugares protegidos del sol. Puede causar un daño directo por su hábito alimenticio sobre el floema del tronco, ramas y ramillas; sin llegar a comprometer la fisiología de la planta, siendo secundario el daño sobre frutos y hojas. Por otro lado, puede provocar efectos indirectos como producir secreciones azucaradas (mielicilla), deteriorando la presentación de los frutos, transformándose en sustrato para el desarrollo de hongos saprófitos y atrayendo a otros insectos como la hormiga. La magnitud del daño que provoca esta plaga es variable, pudiendo alcanzar en casos extremos hasta el 50% de los racimos potencialmente exportables.


Pulgón lanígero del manzano:

Eriosoma lanigerum.

 Es capáz de colonizar las raíces, tronco, ramas y brotes. El pulgón, al alimentarse de las raíces, inyecta secreciones que producen tumores, los que no permiten un desarrollo regular de la planta. De esta manera disminuye el crecimiento. En la parte aérea, los ataques se sitúan generalmente en heridas y peciolos de las hojas de ramas de 1 a 2 años. También las yemas atacadas pierden la capacidad de transformarse en fruto. A largo plazo, lleva a la desecación de la planta, provocando su muerte. 

 Control: Es muy eficiente el uso de patrones resistentes a la plaga, como Merton Malling y Merton Inmune.


Carpocapsa:

Cydia pomonella. 

Las larvas de estas mariposas nocturnas atacan las manzanas y peras. La carpocapsa es grisácea con gris más claro y con rayas cobreadas en alas, envergadura de 17 mm. Las hembras ponen huevos en hojas o frutas, y las larvas de cabeza negra y cuerpo dorado atacan las frutas inmediatamente luego de la eclosión. Cada larva perfora dentro de la pulpa; comen alrededor de tres semanas, y luego salen de la fruta para invernar. Sustraen mucha sustancia alimenticia comiendo semillas proteicas.

Control: Estas larvas se manejan con insecticidas. La síntesis exitosa de la feromona sexual femenina fedlomona, viene sirviendo para ir conociendo el stand de insectos presentes en la temporada de riesgo de ataque frutal. Las trampas de feromona se usan para capturar machos y poder manitorear y determinar el momento del vuelo de capocapsas. Con datos del tiempo corren modelos de "grados día" prediciendo con excelente seguridad la fenología de las poblaciones en el campo, dándole a los aplicadores el momento oportuno para asperjar a carpocapsas muy susceptibles. Las kairomona es un atrayente alimentario usado en la captura de machos y de hembras (DA lure). La interrupción del apareamiento suele usarse para manejar efectivamente a las carpocapsas.


Descomposición:

   Se produce una sobremaduración del fruto por un exceso de tiempo en la planta. Esto ocurre por un mal manejo de la producción.


Escama morada del manzano:

Lepidosaphes ulmi. 

 Las plantas son dañadas por este insecto de escamas, ya que quita el líquido de las plantas de las células no vasculares con sus partes bucales que perforan y succionan. Eventualmente, las ramas quedan incrustadas con esta escama. Es común que las ramas mueran cuando ocurre una infestación de este insecto. Ocasionalmente un árbol o arbusto morirá como resultado de una infestación severa si no se maneja efectivamente.

Control: Insecticida a partir de chlorpyrifos.


Escaldado superficial:

   (Superficial Scald)


El daño se manifiesta como un pardeamiento difuso en la piel y nunca compromete la pulpa.
Los síntomas se expresan principalmente durante el período de maduración, previa exposición a 0°C. 
Se produce por una autooxidación del compuesto a-farneseno que forma compuestos radicales (trienos conjugados) de gran capacidad de reacción, tóxicos para las células. Se relaciona con cosecha inmadura, ya que la fruta tiene una menor capacidad antioxidante.

Control: Para prevenir su aparición en peras se utiliza el antioxidante sintético etoxiquina, que inhibe la oxidación del a-farneseno, aplicado como ducha o inmersión a 1000-3000 ppm antes del almacenaje.
El antioxidante difenilamina, el cuál se utiliza en manzanas para prevenir este desorden, no es recomendable en algunas variedades de peras (Beurre d´Anjou), ya que causa fitotoxicidad. En peras Packham´s Triumph no produce problemas y puede utilizarse en concentraciones de 1500 ppm .
El almacenaje en atmósfera controlada retrasa la incidencia y la severidad del escaldado, recomendándose niveles bajos de oxígeno 1-2 % y que la concentración de CO2 sea inferior a la de oxígeno.
Aplicaciones de calcio foliar también han servido para prevenir el desorden, pero no son recomendadas para este problema en especial.



Plagas y Enfermedadez en maíz

Gusano del maíz:

 Heliothis zea.

El daño es producido por la larva, la cual se alimenta de las hojas, brotes y frutos. El mayor daño lo produce cuando perfora el fruto y se introduce en él, depositando excremento, lo que lo hace atractivo para la formación de hongos.

Control: Mantener un estricto control de las malezas hospederas.



Áfido verde del maíz:

Rhopalosiphum maidis

Homoptera


Son insectos de cuerpo blando y de forma globosa que desarrollan sus colonias en cogollos tiernos, hojas, ramas, o en las raíces de los cultivos de maíz. Su aparato bucal está compuesto por un pico o estilete, que les sirve para perforar los tejidos y chupar la savia. En el trópico, las colonias son formadas exclusivamente por hembras, se reproducen sin macho, paren ninfas vivas, ya que los huevos se desarrollan dentro del cuerpo de la madre (ovovivíparos). Cuando sus colonias son numerosas, el cultivo se torna amarillento, pierde turgencia y por lo general las hojas se enrollan por los bordes. Además excretan una especie de “melao” o sustancia que sirve de sustrato a un complejo de hongos, entre los cuales se tienen el Fumago sp. y Cadnodium sp. El daño más importante de este grupo de insectos es que son efectivos trasmisores o vectores de enfermedades virosas.

Control:  
Se realiza mediante aficidas como Acefate, Aldicarb, Butocarboxin, Carbaril, Alfacipermetrina, Deltametrina, Clorpirifos+Cipermetrina, Clorpirifos+Dimetoato,  Diazinon, Diazinon+Cipermetrina, Dimetoato, Fenthion, Fentoato, Fosfamidon, Imidacloprid, Monocrotofos, Metomilo, Permetrina, Pirimicarb, Pirimifos, Rotenona.

Control biológico:
Chrysopa. Hongos: Beauveria bassiana, Verticillium lecani, Paecilomyces fumasoroseus.


Carbón del maíz

Ustilago zeae

El carbón común del maíz es causado por Ustilago maydis, y es un hongo que paracita produciendo tumores de hasta 10 cm de diámetro en la parte superior de la masorca. Primero es de color blanco (como se aprecia en la imágen), y luego pasa a negro; debido a este color recibe su nombre, el cual es producido por  esporas de resistencia, las teliósporas, una vez bien formadas.

Control:  Varios métodos de manejo se han desarrollado para controlar el carbón común. Estos incluyen: rotación de cultivos, tratamiento en semilla con fungicidas , modificación de la fertilidad del suelo y control biológico. Sin embargo solamente el uso de híbridos resistentes en el método más práctico y efectivo para controlar de la enfermedad.


Create a free website with Weebly